GEOGRAFÍA HUMANA

Pueblos en Aislamiento Voluntario

PIAS

En la región del Yasuní se conocen al menos dos pueblos indígenas aislados: los Tagaeri y los Taromenane. Se trata de grupos que viven al interior del bosque tal y como lo hacía toda la Nacionalidad Waorani previo al contacto. Estos grupos evitan el contacto con el exterior, aun defienden sus territorios (cuya extensión aun es incierta) y mantienen la semi-mobilidad (Rivas y Lara, 2001), así como contactos esporádicos, pacíficos o violentos con miembros de la comunas Waorani que están al interior del Parque.

Los Tagaeri son quienes descienden de Taga, un joven líder que rehuyó del contacto en los años 1960 junto con algunos miembros de su familia. Se cree que en un primer momento fueron un pequeño grupo de entre aproximadamente 15 y 20 personas, que más tarde aumentó debido a las agregaciones de algunos Waorani que se separaron de la reducción misionera, al intercambio con otros grupos aislados (como los Taromenane) y sobretodo, por la propia reproducción del clan (Cabodevilla, 2005).

Los Taromenane son un grupo cercano étnica y culturalmente a los Waorani, que aunque hablan el idioma wao-terero (con algunas variantes) tienen algunas diferencias físicas (más altos en estatura promedio, de tez más clara y con facciones faciales muy singulares) y en su cultura material (armas, casa, utensilios, entre otros) (Cabodevilla, 2005). Estos clanes familiares no formaron parte del proceso de contacto misionero (inclusive de la misión capuchina) y su existencia fue confirmada de manera muy reciente, luego de que sus mujeres y niños sufrieran una brutal matanza en el año 2006 por parte de miembros de comunas Waorani de Tigüino y Bataboro.

Tanto los Tagaeri como los Taromenane han demostrado hostilidad a los contactos con la civilización occidental (Cabodevilla, 2005). Para protegerlos, el Estado ecuatoriano mediante los Decretos Ejecutivos No. 552 (1999) y No. 2187 (2007), declaró la Zona Intangible Tagaeri Taromenane, en una porción de aproximadamente 700.000 has dentro de la Reserva de Biosfera Yasuní. Según el Decreto, la Zona Intangible y su zona de amortiguamiento tienen como objetivos respetar el principio de no contacto, la intangibilidad de sus territorios, regular actividades económicas y extractivas, y conservar los recursos naturales que sustentan la vida de los pueblos en aislamiento.

El Decreto establece que en la Zona Intangible no se puede realizar ningún tipo de actividad económica extractiva como maderera, petrolera, minera o de otra índole, y son solo admitidos los usos tradicionales que le dan los pueblos no contactados y las comunidades Waorani que la habitan, además del turismo en ciertas zonas asignadas.

Fuente:

-Cabodevilla, M; Berraondo M. 2005. Pueblos no contactados ante el reto de los derechos humanos, un camino de esperanza para los Tagaeri y los Taromenani. Ediciones CICAME. Orellana, Ecuador.

-Decreto Ejecutivo No. 552, publicado en el Suplemento del Registro Oficial No. 121 del 2 de febrero de 1999.

-Decreto Presidencial No. 2187 publicado en el Registro Oficial el 3 de enero de 2007.

-Ministerio del Ambiente; Fondo para el logro de los ODM. 2008. Línea base del Programa para la Conservación y el Manejo Sostenible del Patrimonio Natural y Cultural de la Reserva de la Biosfera Yasuní. Quito, Ecuador.

-Rivas, A; Lara, R. 2001. Conservación y petróleo. Un acercamiento al caso Waorani. Ediciones Abya-Yala. Quito, Ecuador.