PREGUNTAS FRECUENTES

¿Qué nuevos métodos de monitoreo de fauna se están utilizando actualmente en el PNY?

En la actualidad el Ministerio del Ambiente lleva a cabo un enorme esfuerzo de investigación al interior del Parque Nacional Yasuní, donde ha desplegado un equipo multidisciplinario, compuesto por cerca de 20 investigadores con especialidad en algunos campos de la biología, las ciencias ambientales y otras ramas afines y complementarias, cuya misión es la de ejecutar el levantamiento de información base sobre la biodiversidad existente al interior del Parque Nacional Yasuní, específicamente en las áreas de los Bloques 31 y 43.

En el caso del componente flora el estudio contempla la instalación de parcelas permanentes de que se ubicarán dentro del área de intervención en los bloques 31 y 43, con la finalidad de validar el análisis de imágenes Rapideye de los períodos 2010 al 2014 sobre el cambio y uso de la cobertura vegetal. Esta metodología fue utilizada en el Inventario Nacional Forestal y ha demostrado ser adecuada para realizar un muestreo de diversidad florística con una distribución sistemática de las unidades muéstrales.

Por su parte, para la evaluación de los componentes faunísticos: mastofauna, ornitofauna y herpetofauna, se establecerán buffers de 5 km dentro de las zonas de influencia de los bloques 31 y 43 en el Parque Nacional Yasuní, donde se ejecutarán diversas técnicas de monitoreo que se ajusten a la heterogeneidad de los grupos de estudio entre las que se incluyen metodologías como los transectos visuales, auditivos y otras de comprobada eficacia y validez científica, que permitirán el levantamiento y análisis estadístico de la información recabada, así como su comprobación y validación.

Adicionalmente se mantiene el monitoreo de trampas cámaras en el estudio de animales silvestres lo que ha mejorado nuestra comprensión de sus relaciones ecológicas y más recientemente, la dinámica demográfica. Esta técnica ha demostrado ser sumamente útil para el monitoreo de especies con bajas densidades y difíciles de observar cubriendo además un amplio rango de ambientes que otras metodologías no permiten.

El monitoreo al interior del Bloque 31 en el Parque Nacional Yasuní el cual se ha ido desarrollando en distintas fases. Durante la primera fase se consideró necesario establecer la efectividad de las salvaguardas ambientales establecidas a lo largo del acceso ecológico entre el río Tiputini y la plataforma Apaika, para lo cual se seleccionaron un total de 17 de los 84 pasos deprimidos establecidos a lo largo de los aproximadamente 19 kilómetros por los que se extiende la misma, así como 2 saladeros ubicados en zonas inmediatamente adyacentes al acceso.

Como resultado de esta fase y tras un esfuerzo total de muestreo de 569 unidades muestréales se logró identificar un total de 18 especies de fauna silvestre que frecuentan las zonas inmediatas a los pasos deprimidos y por ende al acceso ecológico, entre las que se destacan especies de grandes mamíferos como Jaguar (Panthera onca) y Tapir (Tapirus terrestris), ambas indicadoras de bosques con grandes extensiones en buen estado de conservación, condiciones ecológicas propicias para su desarrollo y además que tienen poca presión por la cacería. Otro registro relevante es sin duda la presencia de Paujiles (Mitu salvani), Garza Agami (Agamia agami) cuya presencia es poco común y son excelentes indicadores de bosques poco intervenidos y sin presión por la cacería.

Durante la segunda fase se establecieron dos transectos lineales de 5 km a cada lado del acceso ecológico del Bloque 31. Las cámaras fueron ubicadas con un intervalo promedio de entre 500 y 700 metros entre cada estación de muestro dependiendo de las condiciones del terreno. Los resultados preliminares de este monitoreo muestran especies no registradas en la fase 1 que se expondrán una vez que se finalicen los respectivos análisis de resultados.