« Atrás

Diez cámaras trampa son colocadas en el sector de Añangu dentro Parque Nacional Yasuní para el monitoreo de vida silvestre

La comunidad Añangu ubicada dentro del Parque Nacional Yasuní (PNY), a dos horas y media de distancia de la ciudad del Coca, provincia de Orellana, es una de las zonas más visitadas del área protegida; por esta razón y con el objetivo de monitorear la presencia de varias especies de vida silvestre, técnicos del Ministerio del Ambiente (MAE) instalaron diez cámaras trampa en este sector, que permitirán analizar la dinámica poblacional de las especies y medir el estado de conservación del bosque húmedo tropical.

Las cámaras trampa fueron colocadas estratégicamente en varios saladeros de aves y mamíferos, instaladas una frente a la otra para obtener imágenes de dos planos distintos de los animales que circulan por la selva, estos aparatos electrónicos funcionan mediante sensores de movimiento que detectan el calor que emana la especie al moverse entre los grandes árboles del bosque.

Con esta técnica de monitoreo de biodiversidad conocida también como foto trampeo, los técnicos del PNY buscan analizar la variación demográfica de la zona, según el biólogo Marcelo Díaz, “la implementación de estas cámaras trampa permitirá visualizar los indicadores de la calidad del hábitat y observar el estado actual de conservación de ese sector del área protegida”.

Las cámaras trampa fueron colocadas a mediados del mes de junio y permanecerán instaladas durante un mes, para esto los técnicos del MAE previamente realizaron un estudio de las condiciones climáticas para asegurar que la zona no sea afectada por inundaciones, además determinaron la frecuencia con la que las especies (mamíferos, aves, reptiles) se acercan a los saladeros para alimentarse.

Como parte de este proceso de monitoreo de biodiversidad se realizó una socialización con los habitantes de la comunidad de Añangu con el objetivo de que los pobladores conozcan sobre el desarrollo de estas actividades. Para Marcelo Jipa, vicepresidente de la comunidad, este registro de especies en la zona les permitirá brindar mayor información a las personas que visitan el Parque Nacional Yasuní, “nosotros ofrecemos a los turistas nacionales y extranjeros realizar caminatas para la observación de varias especies de monos: ardilla, capuchino, chorongo, araña; además pueden mirar nutrias gigantes, loros y cientos de especies de aves y mamíferos como la pantera negra”.

Este trabajo que el Ministerio del Ambiente realiza a través el Parque Nacional Yasuní es solo una de las actividades que se desarrollan para el fortalecimiento constante de la gestión del área protegida.